Home

Alessandro De Rossi tenía orden de captura internacional

El sacerdote italiano Alessandro De Rossi, acusado de haber cometido abuso sexual agravado mientras trabajaba en esta ciudad, fue detenido el pasado 31 de diciembre por la policía italiana en Roma, de acuerdo con los primeros informes que llegan desde esa capital europea.

alassandro_santa marta

El párroco Alessandro de Rossi, participando de la misa matutina en Santa Marta, el 26 de septiembre de 2014. Fuente: Archivo L’Observatore Romano

De Rossi fue detenido por personal de la Squadra mobile de la Polizia di Stato en Roma en la tarde del miércoles, en cumplimiento de la orden internacional de captura y detención librada por el juez de Garantías de Cuarta Nominación del Distrito Centro- Salta, Diego Rodríguez Pipino, que lo investiga a raíz de una denuncia por abuso de menores.

El pedido de detención del sacerdote se produjo después de una investigación policial basada en la denuncia de una supuesta víctima de los abusos sexuales atribuidos a De Rossi mientras éste se desempeñaba como presbítero en la Vicaría María Medianera de Todas las Gracias del Barrio Islas Malvinas de esta ciudad, donde trabajó entre los años 2008 y 2013.

De acuerdo con lo informado por el fiscal Pablo Paz a El Nuevo Diario, existen elementos suficientes para imputar a De Rossi, incluidos “algunos mails que remitió el acusado al denunciante y otra documental respaldatoria de la relación entre el imputado y el denunciante”, además de declaraciones de testigos y presuntas víctimas, que involucran al sacerdote en la organización de fiestas con menores y alcohol en la propia vicaría.

El paso de Alessandro De  Rossi por Salta

La historia del paso de De Rossi por Salta se inicia en 2002, cuando por invitación de un sacerdote sudamericano comienza una serie de visitas anuales a esta ciudad con donaciones y voluntarios de Roma para ayudar a la población joven de la periferia salteña, al mismo tiempo que realizaba viajes similares a Sudáfrica y la región amazónica de Perú. Finalmente, en 2008, y por pedido del Arzobispado salteño, se autorizó su traslado a la Vicaría de María Medianera de Todas las Gracias, ubicada en el Barrio Islas Malvinas de Salta.

A partir de entonces, oficialmente, De Rossi llevó adelante una importante labor solidaria e integradora a favor de la comunidad de la zona, que contó con el apoyo de autoridades provinciales y municipales, a través de la entrega de subsidios y la creación de un Centro de Prevención contra las adicciones que quedó a cargo del sacerdote y voluntarios italianos.

Un violento episodio pondría fin a la experiencia salteña del presbítero, cuando en la noche del 20 de enero de 2013 fue atacado a golpes en la cabeza y rostro por un joven desconocido “de no más de 30 años” que le exigía dinero y que después del hecho se dio a la fuga.

A raíz del asalto, De Rossi fue hospitalizado y luego debió ocultarse en un hotel por cuestiones de seguridad.

En esa oportunidad, el sacerdote anunció que se retiraba temporalmente de sus actividades “para encontrar paz”, aunque aclaró que no iba a regresar a Italia, ya que estaba “muy encariñado con la gente”.

Párroco en Roma

Sin embargo, los deseos de Alessandro De Rossi de quedarse en Salta no prosperaron, ya que en septiembre de 2013 fue designado párroco de la iglesia San Luis Gonzaga en el barrio romano de Parioli.

padre1

Ya en la capital italiana, participó en disertaciones organizadas por el Seminario Mayor de Roma (foto), en las que junto a otros misioneros italianos que trabajaron en Sudamérica y África habló de sus vivencias en tierras salteñas.

En una de esas reuniones, bromeó sobre el hecho de que, a pesar de vivir “a 2000 kilómetros del Cardenal Bergoglio”, nunca pudo conocerlo en persona. Eso recién se haría realidad el 26 de septiembre de 2014, cuando como sacerdote de la Diócesis de Roma participó de la habitual misa matutina que el Papa Francisco oficia en Santa Marta, su lugar de residencia.

Postura de la Iglesia: Respecto de la detención del párroco Alessandro de Rossi, el padre Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y portavoz del Papa, sólo se limitó a responder: “Yo no sé nada. Estamos fuera de Roma para un retiro. Es algo que no parte del Vaticano “.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s